29 cosas que aprendí en 29 años - Mariana Fuksbrauner
17011
post-template-default,single,single-post,postid-17011,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-theme-ver-2.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.3,vc_responsive

29 cosas que aprendí en 29 años

12 Ene 29 cosas que aprendí en 29 años

Ayer fue mi cumple y como cada año me gusta reflexionar sobre todo lo que voy aprendiendo con el correr de los años, porque a fin y a cabo, de eso se trata la vida.

Así que aquí va lo más importante que he aprendido hasta los 29:

1- Escuchar los consejos de mis seres queridos: valorar lo que me explican y decidir según mi criterio.

2- Comprender la transmisión de creencias familiares: hay creencias heredadas inconscientemente que no me pertenecen y hace falta explorarlas, evaluarlas y cuestionarlas. Decido cortar con las que no me pertenecen, no me sirven o no estoy de acuerdo.

3- Las experiencias de los demás no siempre me sirven como aprendizajes: lo que ellos han vivido tienen que ver con sus contextos y sus realidades, no quiere decir que tenga que hacerles caso por miedo a equivocarme y hacerlo diferente.

4- Algunos de mis miedos estaban ligados a esas creencias: haciéndolas conscientes pude soltar los miedos.

5- Hice del miedo y ansiedad que sentí durante muchos años mis mejores aliados: gracias a ellos conocí a grandes personas que me ayudaron y a mis disciplinas de estudio favoritas (homeopatía y psicología).

6- Quiero ayudar a través de mis aprendizajes: si puedo aprender y sentirme bien, los demás también pueden conseguirlo.

7- No me gustan los convencionalismos, sobre todo relacionados con la salud: creo que hace falta acercar los temas de salud a todas las personas en un lenguaje sencillo, rompiendo antiguas barreras (y creencias). Confío en una mayor unión entre diferentes disciplinas que ayuden de verdad a la humanidad.

8- Necesitamos más educación emocional y menos diagnósticos: nos enseñan a que la falta de alegría, la no felicidad, es patológica y es mentira. Todas las emociones son necesarias, solo hace falta entenderlas para aprender a decidir cómo sentirnos.

9-Tenemos más influencia en nuestras vidas de lo que pensamos: vamos escribiendo nuestra vida según nuestros pensamientos. Solo hace falta apagar el “piloto automático” y tomar el volante para dirigirnos hacia donde queremos ir.

10- El enfado y el resentimiento son una autopatada: aunque creamos que así el otro aprenderá alguna lección que creemos darle, el aprendizaje está siendo para uno mismo. El enfado y el resentimiento no hacen daño al otro, hacen daño a uno mismo.

11- El victimismo es otro tipo de autoagresión camuflada en manipulación: ponerse en el papel de víctima de la vida es una manera de reforzar la culpa y de sentirse mal con uno, por más que la culpa se eche a lo externo.

12- Nadie tiene el poder de hacerme sentir mal: aunque el otro actúa de una manera que no nos gusta, el daño que “nos hace” es realmente el que “nos hacemos”, decidimos permitirlo. Como actúan los demás no es nuestra responsabilidad.

13-La salud y la enfermedad son, en la mayoría de ocasiones, responsabilidad propia: esto es hacernos responsables de nuestras emociones y de nuestra alimentación. Si hacen falta modificaciones (emocionales, nutricionales), por más difíciles que sean decidimos que hacer con ello, somos los responsables.

14- Cuestiono todo cuanto leo y me explican: cuestionar las cosas invita a la investigación y ayuda a abrirse a más posibilidades, pudiendo ver más allá de lo que está ante nuestros ojos.

15- No necesito convencer a nadie de lo que pienso: querer hacer ver a los demás que uno tiene la razón y que están equivocados es hacerse sabedor de la verdad absoluta. Hay tantas verdades como realidades posibles. Cada uno vemos la que elegimos ver.

16- La sociedad ejerce tanta presión en nuestra vida como permitamos: darnos cuenta de los mensajes que se quiere que entendamos es importantísimo para sentirse más libre. Esto es, por ejemplo, lo típico de que si no tienes casa-boda-coche-perro-hijos has fracasado. El real fracaso es no vivir de la manera que deseas.

17- Me encanta cumplir años: no temo envejecer, ni extraño los años pasados. Voy ganando sabiduría, conecto más conmigo.

18- La verdadera amistad perdura a pesar de la distancia y de los años: a mis amigos lejanos que estén leyendo esto, ¡sepan que los amo!

19- Nunca es tarde para empezar: a estudiar, a hacer un nuevo deporte, a hacer lo que quieras hacer. ¡Que la edad no sea excusa!

20- Aprender a decir que no, está muy guay: saber decir que “no” cuando no quieres hacer algo que no te apetece sin sentirte culpable, es muy gratificante. Es una manera de aprender a respetarse.

21- Cuando te dejas fluir con confianza las cosas salen mejor de lo que esperabas: aunque reconozco que a veces me cuesta dejarme llevar. Sigo trabajando en ello.

22- Atraes lo que piensas: pensar en positivo siempre trae cosas bonitas.

23- Todo tiene un por qué: cuando las cosas no salen como esperabas, es porque así tenia que ser y era lo mejor que podía pasar. Ahí se esconden los mensajes más importantes.

24- Los miedos que aún tengo es porque no me atrevo a soltarlos: esto es porque en algún momento me sirvieron para algo, y no me atrevo a estar sin ellos. También sigo trabajando en ellos.

25- Todos estamos aquí para aprender y para enseñar: somos alumnos y maestros de la vida.

26-El amor no duele: cuando duele, la emoción que sentimos deja de ser amor.

27- La felicidad es una elección: está en nuestra mente, no fuera de ella.

28- La vida es un constante aprendizaje: cuando no prestas atención a la lección, probablemente el problema vuelva a repetirse hasta que quede aprendido.

29- Estoy agradecida.

Ahora que sabes un poco mas de mí, cuéntame en los comentarios qué aprendizajes han sido los más importantes en tu vida, así te conozco yo un poquito más a ti 🙂

Besitos,

 

Mariana

 

PD: Me gustaría saber qué te ha parecido y cómo te has sentido leyéndolo. Puedes dejar tus comentarios más abajo. Y si te gustó este post compártelo, ¡te estaré muy agradecida!


¿Todavía no lo has leído? Únete y recibe

GUÍA PARA CONSTRUIR LA VIDA QUE QUIERES VIVIR

4 Comentarios
  • Natalia Calvo
    Publicado a las 12:25h, 14 enero Responder

    Felicidades Mariana! Gracias por compartir tus aprendizajes.

  • andrea
    Publicado a las 02:55h, 13 enero Responder

    Me encanto tu punto de vista y la forma de narración!
    Te felicito!
    Un besito mmmua

¡Comenta!