Cómo afectan las emociones al sistema digestivo - Mariana Fuksbrauner
17044
post-template-default,single,single-post,postid-17044,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-theme-ver-2.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.3,vc_responsive

Cómo afectan las emociones al sistema digestivo

09 Feb Cómo afectan las emociones al sistema digestivo

¿Sabías que tus emociones influyen en el funcionamiento de tu sistema digestivo?

 

Como ya te he contado en otras ocasiones, somos una unidad, un todo, un conjunto. Así, todo nuestro cuerpo se relaciona con si mismo y con las emociones. De ahí el término de psicosomatismo: los procesos emocionales que influyen en el plano físico.

Los síntomas psicosomáticos son aquellos cuya aparición ocurre por no haber expresado alguna emoción de importancia, tanto positivas como negativas.

El término de alexitimia (lo sé, es una palabra rarísima) se refiere a la dificultad o incapacidad para expresar las emociones y/o las sensaciones, causadas por un bloqueo entre el cerebro límbico (las emociones) y la corteza cerebral (la expresión de las emociones).

Un buen ejemplo, del que seguro mucho hemos escuchado, es la confusión de la angustia con la ingesta compulsiva, confundiendo la frustración con la sensación de hambre. La alexitimia es la causa de los trastornos psicosomáticos, en especial los que se expresan en el aparato digestivo.

El aparato digestivo es un modelo de comunicación abierto. Su sistema de entrada es la boca, el esófago, el estómago. El de salida el ano. El resto sería el sistema medio, el que procesa, reconoce y absorve. El intestino es como nuestro segundo cerebro, contiene unas 100 millones de neuronas aproximadamente, y para funcionar fabrica 20 neurotransmisores.

La serotonina juega un papel super importante como neurotransmisor, en la inhibición de la ira, la agresión, la temperatura corporal, el humor, el sueño, el vómito, la sexualidad, y el apetito. Estas inhibiciones están relacionadas directamente con síntomas de depresión.

La mayor parte de serotonina, concretamente el 95%, se sintetiza en el tubo digestivo. A nivel periferico la serotonina aumenta el peristaltismo (los movimientos del intestino)  y el tránsito intestinal. Cuando hay una disfunción de la serotonina provoca dolores viscerales y estreñimiento.

 

¿Qué características podemos encontrar en la relación entre las emociones y el funcionamiento intestinal?

 

Por ejemplo, las personas que padecen estreñimiento posiblemente muestren conductas de control, responsabilidad excesiva, también puede que sean ahorradoras, muy ordenadas, escrupulosas e incluso obsesivas. En definitiva, personas que suelen retener y les cuesta soltar, fluir.

En cambio, quienes suelen tener diarreas puede ser a causa de la represión de aquello que se quedaron por decir, un enfado o situación que “se tragaron” y no han podido “digerir”. Así que, quienes padecen colon irritable, podrían encontrar la solución trabajando esas emociones reprimidas.

Cabe tener en cuenta que el intestino es el órgano más importante para la inmunidad del organismo. En su flora intestinal contiene una gran población de microorganismos, unas 100.000 millones de bacterias de 400 especies diferentes que nos ayudan a su correcto funcionamiento e impide el crecimiento de elementos patógenos.

Cuando hay permeabilidad en el intestino (un mal funcionamiento en la absorción intestinal) se producen problemas de colon que podrían desembocar en patologías de la piel o la artrosis, entre otras. Si se produce una hiperpermeabilidad podrían aparecer alergias, intolerancias, obesidad, migrañas.

Así pues, cuando aparecen problemas intestinales, es importante pararnos a pensar en cuál pudo haber sido la causa, qué emoción no hemos sabido gestionar, para poder liberarnos del bloqueo emocional y encontrar la solución a los problemas psicosomáticos resultantes.
Un abrazo grande,

 

Mariana

 

PD: Me gustaría saber qué te ha parecido y cómo te has sentido leyéndolo. Puedes dejar tus comentarios más abajo. ¡Recuerda compartirlo para que llegue a más personas!


¿Todavía no lo has leído? Únete y recibe

GUÍA PARA CONSTRUIR LA VIDA QUE QUIERES VIVIR


1Comentario
  • Asun
    Publicado a las 10:46h, 11 febrero Responder

    ¡¡Muy interesante!! Con la parte del extreñimiento me he acordado de una amiga que tiene exactamente esa personalidad.
    Al contrario, con la diarrea he comprendido lo que me pasa a mi a veces. Últimamente cuando tengo unas circunstancias que no me gustan en seguida se manifiesta la diarrea
    Gracias por el artículo

¡Comenta!